Ansiedad

Ansiedad

Introducción:

Los trastornos por ansiedad son, en conjunto, el problema de salud mental más frecuente en los países desarrollados, y en España ha superado a la depresión. Nunca antes había habido tantos episodios de ansiedad, tan visibles ni de los que se hablase tanto. Una de cada 10 personas sufre síntomas de ansiedad, según la OMS.

Índice de contenidos:




Qué es la ansiedad

Qué es la ansiedad:

La ansiedad es básicamente un mecanismo defensivo. Es un sistema de alerta ante situaciones que consideramos amenazantes. Es un mecanismo que se da en todas las personas, es normal, adaptativo, mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta.

Sin embargo, cuando la ansiedad es excesiva y dura más de lo normal, genera problemas y dificultades en la vida de la persona. Es entonces, cuando el problema se convierte en trastorno de ansiedad. Las mujeres tienen un doble de probabilidad de experimentar este trastorno que los hombres.

Volver al índice



Síntomas de ansiedad

Síntomas de ansiedad:

La ansiedad es un trastorno que se manifiesta con múltiples signos y síntomas. Los más comunes son los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión.
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Respiración acelerada (hiperventilación).
  • Sudoración.
  • Temblores.
  • Sensación de debilidad o cansancio.
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual.
  • Tener problemas para conciliar el sueño.
  • Padecer problemas gastrointestinales.
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones.
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad.

Volver al índice



trastornos de ansiedad

Trastornos de ansiedad más frecuentes:

1. Trastorno de ansiedad generalizada:

La persona que sufre este trastorno manifiesta ansiedad y preocupación excesivas por determinadas situaciones (laborales, familiares, escolares), durante al menos 6 meses. La preocupación es desproporcionada y difícil de controlar, y suele ir acompañada de síntomas cómo: inquietud, nerviosismo, fatiga, falta de concentración, tensión muscular, irritabilidad y problemas de sueño. 

A menudo este trastorno aparece junto con otros trastornos de ansiedad o con la depresión. Las mujeres tienen un doble de probabilidad de experimentar este trastorno que los hombres. Así mismo, se da con más frecuencia en mediana edad y en personas de países desarrollados. 

2. Agorafobia:

La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad en el que la persona siente un temor intenso y ansiedad a lugares y situaciones donde considera que pueden causarle pánico o hacerla sentir atrapada, indefensa o avergonzada. Normalmente evita estos lugares.

La ansiedad se manifiesta ante el uso del transporte público, estar en espacios abiertos (p. ej., zonas de estacionamiento, mercados, puentes), estar en sitios cerrados (p. ej., tiendas, teatros, cines), hacer cola o estar en medio de una multitud o estar fuera de casa solo. Las mujeres tienen un doble de probabilidad de experimentar este trastorno que los hombres.

Se da con mayor frecuencia en la adolescencia y vida adulta temprana.

3. El trastorno de pánico:

Este trastorno se caracteriza porque la persona sufre ataques de pánico de manera repetida. Un ataque de pánico es una sensación repentina de ansiedad y terror intensos que alcanzan un nivel máximo en minutos.

El ataque va acompañado de síntomas como: palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo o mareo, miedo a morir o a volverse loco. Estos ataques de pánico normalmente hacen que la persona comience a preocuparse excesivamente que sucedan de nuevo.

Entonces empiezan a cambiar su comportamiento y sus rutinas para evitar que sucedan de nuevo, lo cual genera más ansiedad.

4. Trastorno de ansiedad social (fobia social):

Este trastorno implica que la persona siente altos niveles de ansiedad y miedo ante determinadas situaciones sociales debido a sentimientos de vergüenza, inseguridad y preocupación por ser juzgada o percibida de manera negativa por otras personas.

Esto hace que evite las situaciones sociales que le generan ansiedad, o si tiene que estar en ellas, lo hace con mucho malestar.

5. Fobias específicas:

Este trastorno se caracteriza por una notable ansiedad cuando la persona se ve expuesta a un objeto o situación específicos, acompañado de un deseo por evitarlos y salir huyendo de la situación donde se encuentra.

Este miedo es desproporcionado en comparación con el riesgo objetivo que ese objeto o situación implica para el bienestar de la persona.

En algunas personas, las fobias provocan ataques de pánico. Son frecuentes las fobias a animales, insectos, las alturas, el agua, las agujas, los ascensores o los aviones.

6. Otros trastornos de ansiedad:

Existen otros trastornos de ansiedad como los que se generan debido a una enfermedad o por el uso de drogas o medicamentos.

En población infantil pueden desencadenarse trastornos como el de ansiedad por separación de los progenitores o el mutismo selectivo.

Volver al índice



Ataque de ansiedad

El ataque de ansiedad:

El ataque de ansiedad o de pánico es una sensación intensa de ansiedad y terror, que se aparece de repente, y que en cuestión de minutos alcanza un nivel alto de intensidad. Este ataque va acompañado síntomas como: palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo o mareo, miedo a morir o a volverse loco.

Cuando una persona sufre un ataque de pánico por primera vez, se asusta tanto que comienza a preocuparse de manera excesiva en cómo evitar que vuelva a suceder.

Normalmente cambian su comportamiento, sus rutinas, evitan lugares y situaciones que piensan que pueden desencadenar otro ataque.

Esto al final genera un trastorno de ansiedad y perjudica mucho a la persona en diferentes esferas de su vida.

Volver al índice



Causas de la ansiedad

Causas de la ansiedad:

Como sucede con la mayoría de trastornos mentales, se desconocen las causas de los trastornos de ansiedad. A través de los estudios científicos si se ha podido comprobar que hay factores que están relacionados.

  • Factores genéticos: tener familiares consanguíneos que padecen o han padecido un trastorno de ansiedad.
  • Factores de personalidad: las personas con determinados tipos de personalidad (personas de rasgo ansioso por ejemplo) son más propensas a sufrir trastornos de ansiedad que otras personas. También influye la forma en que afrontan el estrés y el estilo de vida.
  • Situaciones de alto nivel de estrés: Situaciones o acontecimientos que son vividos como desbordantes, una enfermedad o problema de salud, problemas económicos o laborales, conflictos familiares, etc.
  • Situaciones traumáticas, como la violencia de género, el maltrato infantil o el abuso sexual.
  • Consumo de drogas y alcohol: el consumo o el uso indebido o la abstinencia de drogas o alcohol pueden provocar o empeorar la ansiedad.

Volver al índice



Cómo controlar la ansiedad

Cómo controlar la ansiedad:

Existen diferentes métodos que puede utilizar una persona para controlar la ansiedad normal. Lo más efectivos son las técnicas de respiración y relajación, la actividad física, realizar actividades placenteras, yoga, mindfulness, pensar de manera positiva y realista, evitar el consumo de alcohol y drogas, alimentarse de manera saludable, descansar bien y entrenarse en resolver problemas de manera efectiva.

Sin embargo, cuando existe un trastorno de ansiedad, lo más recomendable es acudir a un profesional de la salud mental que pueda recomendarle una intervención adecuada. Los tratamientos que tienen mayor eficacia comprobada son los siguientes:

1. Psicoterapia:

La psicoterapia es un tratamiento que consiste en cambiar la manera en que la persona piensa, siente y actúa (consigo misma y los demás) para mejorar su calidad de vida y bienestar. Es un tratamiento eficaz para cualquier tipo de trastorno de ansiedad.

En determinados casos se recomienda la combinación de psicoterapia y medicación. La Psicoterapia la proporcionan principalmente profesionales titulados en Psicología, Medicina y Trabajo Social.

Ventajas de la psicoterapia:

  • La persona aprende cómo funciona la ansiedad.
  • La persona aprende a hacer frente o evitar los factores que han precipitado el episodio de ansiedad.
  • La persona recibe un entrenamiento en técnicas que mejoran su capacidad de auto-observación y auto-corrección de sus pensamientos, su conducta y sus emociones.
  • Fortalece y previene la aparición de nuevos episodios de ansiedad.
  • Es un tratamiento personalizado: se adapta a las características particulares de la persona.

Existen muchos tipos de psicoterapia. En FuerteMente apostamos por métodos de Psicoterapia Breve Sistémica, los cuales han demostrado altos niveles de eficacia y eficiencia, en menor tiempo que las terapias tradicionales.

Una terapia tradicional puede conllevar hasta 30 sesiones: en Psicoterapia Breve se obtienen resultados en un promedio de 8 sesiones.

En FuerteMente valoramos mucho el tiempo de nuestros usuarios, por eso utilizamos métodos que hacen más en menos tiempo.

2. Medicación:

Existen medicamentos ansiolíticos que suponen un ayuda importante para algunas personas con ansiedad, especialmente en el Trastorno de Ansiedad Generalizado.

Estos medicamentos no curan la ansiedad, son una ayuda. Habitualmente se prescriben benzodiacepinas. El uso de benzodiacepinas a largo plazo puede crear dependencia.

Es necesario tomar los medicamentos siempre bajo supervisión médica.

Volver al índice



Cómo saber si tengo ansiedad

Cómo saber si tengo ansiedad:

Para poder saber con seguridad si se sufre un trastorno de ansiedad es necesario recurrir a un profesional especializado en salud mental que realice una evaluación y pueda determinar si existe o no un trastorno, qué gravedad tiene y recomendarle el tratamiento más adecuado.

No obstante, tu mism@ puedes hacerte una idea aproximada con la información que hay en esta sección, fijándote en los síntomas que tienes y realizando un test.

En FuerteMente encontrarás a profesionales cualificados que podrán ayudarte a saber si estás sufriendo ansiedad.

Volver al índice



Test de ansiedad

Test de ansiedad:

Si deseas saber si tienes ansiedad, este test puede ayudarte. Este test no sustituye al diagnóstico de un profesional, pero sí te permitirá saber si tienes síntomas de ansiedad.

En el caso de que así sea, te recomendamos consultar a un profesional de FuerteMente para que confirme el diagnóstico y pueda recomendarte la intervención adecuada.

Loading...

Conclusión:

La ansiedad es una de las epidemias del siglo XXI, es de los problemas más citados por los españoles, por delante de la depresión.

Lejos de reducirse, cada año que pasa afecta a más personas. España es el país de toda Europa donde más se consume ansiolíticos y sedantes.

La buena noticia, es que se puede tratar y también prevenir que vuelva a aparecer. Por esta razón, es importante que la persona con un trastorno de ansiedad se ponga en manos de un profesional lo antes posible, para evitar que el problema se cronifique, comience a perjudicar de manera grave otras esferas de la vida y genere consecuencias irremediables.

FuerteMente, con su Método de Terapia Breve, puede ayudarte.

Volver al índice